El Coronavirus cierra aún más las prisiones

Desde el inicio de la crisis todo ha cambiado tanto que cuesta creerlo. Poco a poco se han ido limitando los movimientos y cerrando las cárceles al mundo exterior, un espacio ya de por si muy cerrado. En este momento se han suspendido los permisos, se han interrumpido las comunicaciones vis a vis o por locutorios, las personas preventivas con juicios pendientes han visto suspendidos sus juicios sin nueva fecha, se han parado los traslados y las expulsiones, y así un largo etcétera.

Por otra parte, las ONGs que entrabamos habitualmente ahora tampoco podemos hacerlo. Tan solo nos ha quedado una ventanita abierta: un teléfono, para que las mujeres que así lo quieran puedan hablar con nuestros abogados y plantearles sus dudas jurídicas. Ésto se añade a las cartas que todas y todos los voluntarios de Acope nos hemos puesto a la tarea de escribir, a todas las mujeres de nuestros talleres para que sepan que no están solas y que seguimos a su lado. Tenemos como objetivo el que cuenten con nuestro apoyo, como lo han hecho siempre. Esperamos que muy pronto ésto llegue a su fin para poder reencontrarnos y que puedan seguir con sus vidas y pensar en un futuro más libre.

Leave A Comment