Novedades del recurso residencial

El piso de acogida Villaverde Acope ha empezado el año 2019 a todo vapor y con un nuevo equipo educativo.

Os contamos quiénes somos. Dos de nosotras, Juliana y María, ya estábamos aquí antes como voluntarias, así que ahora continuamos desde otro lugar con aquello por lo que vinimos, y Marta tiene experiencia desde el ámbito del Trabajo Social, por lo que tiene mucho que aportar a este proyecto. Desde miradas distintas y con una formación diversa nos incorporamos con mucha ilusión para contribuir a este proyecto en el que las protagonistas son las mujeres.

Entre las tres, y con la participación de las voluntarias, tratamos de favorecer un clima de tranquilidad y convivencia desde el respeto y la empatía, además de una escucha activa, buscando siempre que el piso sea un lugar que recoja y que quienes aquí estamos acojamos.

Durante estos tres primeros meses del año, hemos recibido a diez mujeres. Algunas de ellas han estado con nosotras en más de una ocasión, algo que ha hecho que voluntarias y educadoras puedan compartir muchos más tiempos con las mujeres de lo que esperábamos y que le ha dado mucha vida al piso.

 

 

 

 

 

 

 

 

Consideramos el piso como un vestíbulo previo a la vuelta a su vida en libertad. El vínculo establecido con educadoras y voluntarias es el aliado fundamental en ese proceso. Mediante un ambiente de confianza mutua y empatía, tratamos de que recuperen los hábitos y habilidades y que establezcan otros nuevos cuando es necesario, fomentando la responsabilidad, la autonomía y reforzando todas las cualidades que tienen y que algunas necesitan recuperar.

 

 

Leave A Comment