El Taller Verde es un proyecto educativo que pretende dar respuesta a las necesidades de formación y capacitación tanto personal como laboral necesarias para una mejor inserción sociolaboral.

Este proyecto nace del convencimiento de que las mujeres que están en prisión pueden y son capaces de crear, gestionar y responsabilizarse de un objetivo común. Muchas son las mujeres que han pasado por este proyecto y se han podido beneficiar de sus enseñanzas y aportes.

¿QUÉ QUEREMOS?

Queremos potenciar las capacidades de cada una de las mujeres que se acerca al proyecto. Todas sin excepción tienen cabida, todas pueden aportar y pueden aprender.

Aspiramos a que las mujeres mejoren sus recursos y habilidades personales, su autoestima y su confianza en ellas mismas y en las demás.

Sabemos lo determinante que resulta en los procesos personales lo aprendido a lo largo de la vida, a veces puede ser capacitante y otras no tanto. Por eso contamos con la historia vital de cada una y con las huellas que ha dejado en su vida.

El proyecto transforma lo desestabilizador de las diferentes trayectorias de las mujeres en una posibilidad de reajuste y de reinventarnos cada día. Luchar por que todas las mujeres quepan supone un esfuerzo de adaptación y ahí reside el éxito del proyecto.

¿QUÉ LOGRAMOS Y CÓMO LO HACEMOS?

Crear las condiciones para movilizar capacidades personales, que desembocan en una mejora real de los valores iniciales con los que una mujer accede al proyecto.

Este fin lo hacemos viable a través de la producción de plantas, empezando desde la semilla o el esqueje hasta su pleno desarrollo con la misma seriedad que en un vivero comercial.

Este proyecto está ubicado en el interior del Centro Penitenciario de Madrid I-mujeres  (Alcalá Meco).

Si quieres colaborar con nuestro proyecto puedes hacerlo también a través de los productos de nuestro vivero en la prisión de Madrid I-mujeres (Alcalá Meco). 

Una cosa es segura: el producto tiene un alto valor social añadido.

Financiadores