Si la pandemia nos ayuda a entender mejor…

El hecho de sentirnos confinados durante el periodo de alarma puede habernos ayudado a cuestionar otros encierros. Nuestra abogada, Marga, nos comparte esta reflexión.

Instituciones Penitenciarias ha contenido el coronavirus fuera de las prisiones, de hecho, la incidencia ha sido cuatro veces inferior a la de la población en general. Lo cual ha sido un éxito y toca felicitarles. Esto se ha conseguido con medidas necesarias, pero muy duras para la población reclusa. Se han cortado los permisos penitenciarios, las visitas de los familiares, se han cerrados los talleres, los cursos, los programas y cualquier actividad. Nadie ha entrado a los módulos y nadie ha salido de estos salvo justificadas excepciones.

Si algo teme una persona en prisión son las horas muertas de patio sin nada que hacer, sin actividades, sin movimiento. El tiempo se para y aplasta. Una mujer nos contaba que solo salía de su celda para desayunar, comer, cenar y hacer la cola de economato, el resto lo pasaba en su celda.

Espero que esta pandemia ayude a entender mejor lo que significa cumplir una pena de prisión, y comprender el dolor de no poder ver a tus seres queridos, ni ir a conocer a tu nieta que acaba de nacer, ni acompañar a tu padre en su lecho de muerte, ni asistir al funeral de un ser querido, o la angustia que se siente por haber perdido el trabajo, por el futuro incierto, o la incertidumbre sobre como retomar la vida después de tanta perdida.

Espero que esta pandemia nos acerque a las mujeres que están presas al entender lo que significa que tu horizonte mida 20 metros, que no recuerdes el olor del campo, que no veas el cambio de las estaciones, que te dé igual que sea festivo o vacaciones porque nada cambia, que tu cumpleaños pase sin poderte juntar con tu gente, que todo huela igual (a desinfectante y a zotal), que tengas miedo a enfermar sola, o que no lleguen los abrazos deseados.

Espero que ya nadie pida tan alegremente años y más años de prisión para las personas que han cometido un delito.

Leave A Comment